El mundo del luthier es un mundo apasionante. Cuerdas, madera, música, todo forma parte de un hermoso trabajo que consiste en darle vida a los ritmos que nos deleitan. Lo que comenzó como un arte medieval reservado para los más exigentes músicos, hoy en día conserva esencia artesanal que tantos encantos musicales despierta.

Un luthier es un experto en el arte musical. Convertir un simple trozo de madera en un instrumento que se rija por las exigentes normas de la afinación es un oficio reservado para verdaderos conocedores del tema. Este complejo pero fascinante arte comenzó en el Renacimiento, y cientos de años más tarde continúa siendo un verdadero caudal de historia en la construcción de instrumentos musicales.

Instrumentos de cuerda como guitarras, violines, violas, contrabajos, cuatros y arpas son algunas de las especialidades de un luthier. Sin embargo, también los instrumentos de viento pueden ser confeccionados por estos expertos.

En esta publicación encontrará información sobre algunos de los principales instrumentos construidos por estos artistas que con sus manos crean las herramientas de las que se valen los músicos para transmitir sus emociones a través de notas musicales.

Daremos énfasis a las características de las guitarras, el violín y el cuatro, así como algunos importantes consejos a tener en cuenta a la hora de su adquisición y de su mantenimiento. Concluimos la publicación con un listado breve de violinistas de todo el mundo que se han destacado por sus interpretaciones en diferentes géneros musicales, recordando que el origen de toda esta maravilla está en el taller del luthier.